1 2 3 4 5

Si durante una actividad hemos perdido el descensor y necesitamos bajar uno o varios rapeles, tenemos un problema. ¿Qué podemos hacer? Pues utilizar algún método de fortuna o maniobra y así descender con seguridad. Tenemos varias opciones, entre ellas; nos puede descender el compañero desde la instalación o podemos utilizar un descensor de fortuna, más recomendable. Lo primero que se nos viene a la cabeza seria emplear para ello el nudo dinámico. Muy práctico, pero tiene algunos inconvenientes,  su capacidad de frenado no están buena como la del sistema que os presentamos a continuación, sobre todo el rapeles volados. Además el nudo dinámico tiende a rizar las cuerdas en especial si encadenamos varios rapeles. El rizo en las cuerdas nos puede ocasionar serios problemas a la hora de recuperar las cuerdas y dificulta la maniobrabilidad de las cuerdas en general. La mejor solución sin duda es emplear un descensor de fortuna elaborado con mosquetones contrapeados. Su capacidad de frenado es casi tan buena como la de una cesta, no riza las cuerdas y podemos añadirle más rozamiento en caso necesario. En definitiva es un método alternativo práctico y seguro.

Para su elaboración se pueden emplear distintas combinaciones de mosquetones. Mejor utilizar mosquetones de seguridad para todo, pero también es seguro si lo elaboramos con un mosquetón central de seguro y para contrapear mósquetones con gatillo sin seguro (como los de la imagen). De esa forma no emplearemos todos nuestros mosquetones de seguro para el descensor descuidando la seguridad de otras maniobras durante el descenso.

Una vez elaborado es importante unirlo mediante otro mosquetón de seguro a nuestro arnés o cabo donde vayamos a instalar el descensor (imagen 7), para evitar el roce de textil con textil. De lo contrario el paso de la cuerda podría ocasionar serios daños en la cinta o el anillo ventral por rozamiento. Una vez instalado  sobre el arnés, es importante utilizar un nudo de autoseguro para realizar la maniobra de descenso.

Tanto la elaboración como su uso es recomendable practicarlo en situaciones y lugares sin riesgo de manera que controlemos su empleo y funcionamiento bien de cara a situaciones reales.

Estas y muchas otras maniobras son parte de los contenidos de nuestros cursos Más información “AQUI”

“La práctica de los deportes de montaña lleva asociados riesgos sobre la integridad personal del participante, incluyendo los procesos de formación de las maniobras de cualquier especialidad. Ningún texto  sustituye la labor de un profesional durante el aprendizaje o el desarrollo de una actividad que este fuera de la zona de confort del deportista. Desde ONAS os recomendamos contar con la ayuda de profesionales debidamente acreditados para ello”

José Eladio Sánchez

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies