1 2 3 4 5

Nuestra intención no es ser alarmistas con esta entrada del blog ni mucho menos, conocemos bien las montañas de nuestra geografía y al valorar su situación excepcional a estas alturas del año queremos lanzar simplemente un mensaje preventivo para que disfrutemos con seguridad de las montañas este verano.

Este año el  invierno y la primavera han venido acompañados de mucha precipitación respecto a  años anteriores. Como consecuencia en las cordilleras más altas de nuestra geografía aún queda mucha nieve. Aunque las temperaturas sean las normales en verano parece que muchos neveros se mantendrán. Especialmente los que estén situados en cotas superiores a los 2300 m o en las orientaciones menos soleadas. Seguramente encontraremos los neveros habituales en pasos altos que en años anteriores habían desaparecido y zonas de umbría con nieve dura a primera hora. También los barrancos este año previsiblemente tengan mayor aporte de agua que en años anteriores durante el verano fruto del largo deshielo.

Pirineo Occidental JUN 2018

A día de hoy podemos encontrar neveros que nos cortan el paso, collados con gran cantidad de nieve, brechas tapadas por neveros en las que es fundamental el uso de piolet y crampones, etc… Cuando planifiquemos nuestras actividades debemos contar con esta situación “excepcional” y valorar muy seriamente el uso de piolet y crampones o técnicas de aseguramiento puntual en determinadas situaciones si es necesario.

Entre las causas más habituales de los accidentes o incidentes en montaña encontramos la mala o nula planificación de la actividad, la sobrestimación de las capacidades de los componentes del grupo, o la falta de nivel técnico o de material. A lo que previsiblemente tendremos que sumar este año las condiciones excepcionales del terreno.

Antes de realizar una actividad en montaña debes planificarla con minuciosidad, para poder decidir antes debemos informarnos. Lo primero es hacernos una idea clara de la actividad que queremos hacer fijándonos en los horarios, el recorrido, los desniveles, características del terreno, identificación de pasos puntuales complejos, rutas alternativas, zonas más técnicas, destrepes, Etc… Muy importante es informarnos de las condiciones en las que se encuentra el recorrido que vamos a realizar.

Después de este análisis debemos preguntarnos…. ¿Es asumible la actividad para nosotros? ¿El nivel técnico y deportivo de los participantes es el correcto para realizar la actividad con autonomía y seguridad? ¿Qué material debemos llevar? Y más importante aún ¿sabemos utilizarlo correctamente? Recuerda que “el hábito no hace al monje”, llevar el material y no saber utilizarlo correctamente solo proporciona una sensación de falsa seguridad que nos puede animar a tomar decisiones erróneas.

Si considerais que la actividad está dentro de vuestras posibilidades, que las condiciones del recorrido son asumibles y que contamos con el material necesario, adelante…. Pero antes nos queda informarnos de la previsión meteorológica concreta que nos encontraremos y también es importante avisar a alguien de nuestras intenciones y horarios para la actividad.

El equipo de ONAS os desea un verano lleno de viajes, montañas y ascensiones, disfrutar con seguridad de vuestros proyectos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies