1 2 3 4 5

Al llegar al final de una vía de escalada deportiva, nos encontramos con la instalación de descuelgue y será necesario pasar la cuerda por los anclajes para ser descolgados por nuestro compañero. Cuando el descuelgue tiene un mosquetón la cosa es fácil, pasamos la cuerda por el mismo y listo. Pero la cosa se complica cuando no se puede abrir el mosquetón, o simplemente no lo tiene y los anclajes que lo conforman están provistos de argollas, maillones o eslabones para pasar la cuerda por ellos, o quizás el descuelgue es una “U” química sin mosquetón. En todos estos casos para pasar la cuerda es necesario realizar una maniobra durante la cual no podemos descuidar nuestra seguridad ya que es necesario desencordarnos para llevarla a cabo. Otro matiz importante es si la instalación permite el paso la cuerda por las argollas en doble o en simple. La maniobra en sí no es difícil, pero requiere de un cierto grado de atención ya que son muchos los errores que pueden desencadenar en un serio accidente.

Objetivo.
  • Pasar la cuerda por los anclajes de la instalación de descuelgue para retirar todo el material empleado en la vía.
Material necesario.
  • Cabo de anclaje, para ello podemos utilizar distintos tipos pero lo recomendable y más seguro es un cabo independiente instalado sobre la zona de encordamiento del arnes (perneras + cintura) con un mosquetón de seguridad en el extremo para su anclaje sobre la instalación.
  • 1 o 2 mosquetones de seguridad, dependerá de si podemos pasar la cuerda en doble o simple. Si sustituimos los mosquetones de seguridad por mosquetones normales, emplearemos dos con los gatillos contrapeados.
PASO DE LA CUERDA EN DOBLE – DESCUELGUE CON ARGOLLAS.
  • Al llegar al descuelgue nos aseguramos a el con una cinta exprés, pasamos la cuerda como si fuera otra chapa más de la vía, nuestro compañero recupera cuerda hasta quedar colgados de ella. También podemos hacerlo mediante un mosquetón de seguridad.
  • A continuación nos reaseguramos sobre el otro anclaje mediante un cabo de anclaje. (Foto 1)

  • Pedimos al asegurador que nos de cuerda, dependerá de la distancia entre anclajes pero lo más habitual es emplear entre 1 – 1,5 m.
  • Hacemos un bucle con la cuerda y la pasamos en doble por ambos anclajes. (Foto 2)
  • Hacemos una gaza en el extremo ya pasado por los anclajes y la fijamos sobre el anillo ventral de nuestro arnes. (Foto 3)

  • Ahora nos podemos desencordar, permanecemos asegurados doblemente a la instalación.
  • Retiramos de las argollas de la que acabamos desatarnos dejando la cuerda ya en simple sobre la instalación. (Foto 4)
  • Volvemos a encordarnos. (Foto 5)

  • Soltamos la gaza instalada sobre el anillo ventral y la decimos al asegurador que recupere la cuerda sobrante. (Foto 6)
  • Retiramos todo el material del descuelgue, soltamos nuestro cabo de anclaje  y nuestro compañero puede descendernos. (Foto 7)

Esta y muchas otras maniobras son parte de los contenidos de nuestro curso de iniciación a la “escalada deportiva en roca” Más información “AQUI”

“La práctica de los deportes de montaña conlleva asociados riesgos sobre la integridad personal del participante, incluyendo los procesos de formación de las maniobras de cualquier especialidad. Ningún texto  sustituye la labor de un profesional durante el aprendizaje o el desarrollo de una actividad que este fuera de la zona de confort del deportista. Desde ONAS os recomendamos contar con la ayuda de profesionales debidamente acreditados para ello”

José Eladio Sánchez

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies