1 2 3 4 5

Los Alpes es uno de los entornos naturales más importantes de Europa, donde conviven un crisol de especies tanto animales como vegetales dentro de un espacio idóneo para su desarrollo. Un lugar increíble, capaz de eclipsar a los montañistas más experimentados, cargado de magia y capaz de ponérselo muy difícil a todo aquel que esté dispuesto a desafiarlo en su viaje de escalada.

Su pico más alto es el Mont Blanc (4810 m), un imponente pico que te permite tocar el cielo de Europa con tus propias manos y sentir toda la energía que llega hasta allí emanada de los lugares más impresionantes y hermosos.

Los primeros en desafiar su grandeza.

Las primeras personas que se atrevieron a realizar un viaje de trekking hacia el Mont Blanc fueron Jacques Balmat (buscador de cristales) y el doctor Michel Gabriel Paccard, quien quería observar como se comportaba un barómetro aneroide a esa altura. Motivados por la oferta de un científico de Ginebra llamado Horace-Bénédict quién les ofreció en 1760, 20 táleros para que encontraran una ruta hasta la cumbre del Mont Blanc. Ambos subieron hasta la cumbre con éxito pasando por Grands Mulets logrando la primera ascensión registrada de la historia. Seguramente fue un viaje de escalada de lo más impresionante.

El exuberante Jardín botánico de Saussurea.

A 2173 msnm cerca del Courmayeur en el corazón del macizo, justo en el límite fronterizo con Italia en el Valle de Aosta, encontramos el jardín botánico más alto de Europa, un maravilloso espacio natural que recoge las especies naturales de la flora del Mont Blanc. Un lugar mágico donde podemos encontrar desde los famosos pastos alpinos, el Macereto, increíbles humedales y los valles nevados.

Sin duda un lugar maravilloso en el que perderse para reencontrarse con la esencia que reside en nosotros mismos y hace que conectemos con la imponente naturaleza en nuestro viaje de trekking.

Algunos la llaman la montaña encantada.

Un mito habla de la existencia de un reino encantado en su cumbre. Un reino donde vivía la reina de todas las hadas, la diosa blanca. Esta divinidad vivía en los verdes prados de la región y era la encargada de hilar el destino de las personas que vivían en el valle. Creían que en las altas cumbres estas entidades divinas ejercían un tipo de influencia sobrenatural tanto buena como mala que regía a las personas sin que lo supieran.

Un viajero inglés llamado William Windham cuando llegó a la zona del Mont Blanc para realizar expediciones, recogió también algunas leyendas de los lugareños los cuales le afirmaron que por la noche, en los glaciares, unos brujos realizaban fiestas y bailaban al son de la música. Indudablemente uno de los más misteriosos y apasionantes lugares para realizar tu viaje de montaña.

Mont Blanc, ¿Cumbre italiana o francesa?

En 1860 un tratado internacional firmada entre Italia y Francia decía que la cima del Mont Blanc debía ser compartida por ambas naciones. Pero la polémica está servida y existe una gran controversia y diferentes fuentes cartográficas atribuyen la ubicación de la misma a Francia cuando lo realiza el Instituto Geográfico Nacional de Francia o a Italia cuando lo hace el Archivo de Estado de Turín.

Entonces cuando realizamos la escalada a la cima del Mont Blanc, ¿en qué país nos encontramos?

 

Alejandro García Jiménez

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies